LetrasKiltras

Esta estructura pertenece a la ponencia que - como panelista - desarrollé en el 3º MAYO DE LAS LETRAS, un Encuentro Literario que se desarrollla en mi provincia, Tucumán. Creo que fue en el 2008, cometí el error de guardarlo sin fecha, pero eso no tiene mayor importancia. Estaba dedicado al público juvenil, por eso la forma de encararlo. Espero les agrade.

La fotografía es de mi autoría, con manipulación digital.  LA PRINCESA LECTORA

Para qué leemos

“¿Para qué leer… si se puede ver televisión? ¿O entrar en Internet y obtener todas las respuestas sin necesidad de perder el tiempo en leer, en estudiar? Es tan fácil tomar el buscador y copiar y pegar sin siquiera mirar lo que se baja de la red, que es extraño que alguien nos diga que debemos leer lo que bajamos. Eso es tonto. No tiene sentido.”

Estas son respuestas que a diario dan los jóvenes – algunos, no todos – cuando se les recomienda leer algo. Claro, un mundo atrapante, con lucecitas y sonidos, completamente liviano, vacío de contenido, mostrándoles una realidad que está muy lejos de ser la suya propia, señalándole que toda la basura es buena y que lo bueno es basura, se despliega ante sus ojos y penetrando hasta su cerebro, le confunde las ideas y tergiversa los valores que les infunden sus mayores, sumergiéndole en una confusión donde se pierde irremisiblemente. Un sitio donde pierde la capacidad de escucharse a sí mismo, al estar aturdido por los sonidos, imágenes alienantes y palabras que atacan su mente como un bombardeo, dejándola devastada de imaginación, irritada, violenta y lista para seguir detrás de cualquier idea que se le infiltre con virulentos propósitos, por mala que ésta sea.

Detecto una especie de lavado de cerebro destinado a destruir la facultad de pensar en las futuras generaciones en la gran mayoría de los programas llamados juveniles, cuando en realidad están manipulados por adultos ávidos de poder y de dinero, a quienes lo que menos puede importarles son los jóvenes, sino cuánto de muerte le pueden vender. Jóvenes a los que luego de manipularlos se les critica la falta de responsabilidad para enfrentar la vida y lo estúpidamente vacuo de su forma de ser, inculcada desde la pantalla.

Desde la aparente inocencia de un dibujo animado, donde se incita a la violencia, a la segregación, a la burla, con héroes malditos, sin una moral definida, sin códigos, donde matar y morir violentamente en medio de explosiones que lo destruyen todo parece ser la consigna y la finalidad de la vida, hasta llegar a los programas donde se encierra a un montón de personas en una casa a que muestren todo lo más vil que tengan en su interior, y el más sucio y bajo pasa a ser ídolo y “medio mundo” no tiene otra preocupación que los problemas de estos tristes personajes, que sólo son ejemplo de cómo no se debe ser ni actuar, todo corresponde a un proyecto orquestado en grandes corporaciones creadas con el fin único de pervertir, para poder dominar a la raza humana.

Entonces, si lo que se busca es destruir la personalidad del y de la joven, convirtiendo a los que transitan la mejor edad de esta corta vida humana en manadas fáciles de guiar hacia la droga, la prostitución, la anorexia, la bulimia, la compra compulsiva, la falta de una ideología religiosa, para luego tener una población sin cerebro a la que se puede manipular, para el enriquecimiento de unos pocos y la subordinada miseria de la mayoría, se debe comenzar creando una ausencia de conciencia, una falta de moral y destruyendo todos los buenos sentimientos, haciendo sentir que éstos son tontos, comenzando el “trabajo” desde los niños más pequeños. Destruyendo lo que sus familias y docentes tratan de elevar.

La desnutrición, motivada tanto por la falta de educación alimenticia de los ayer niños, -- ahora adultos que no conocen cómo dar de comer a sus hijos -- hasta la pantalla donde muestran cuerpos esqueléticos y rellenos de plásticos, que tanto las chicas como los chicos desean imitar, con la consecuente destrucción de neuronas motivada por la falta de nutrientes, es ayudada por los informativos que muestran constantemente, en un pseudo deseo de difundir para prevenir, a una juventud perdida en el sexo, la droga y toda la inmundicia imaginable, cuando en realidad estos chicos son los menos. Porque si bien es cierto que actualmente hay muchísimos que se encuentran sumergidos, son más los que no lo están y estudian, trabajan, aman y son solidarios a muerte y estos informativos -- por lo menos a mí – más me parecen guías de compra y adquisición de basura que programas de denuncia y prevención.

Si no aprendo a pensar por mí misma, no tengo cómo escapar de la trampa mortal a la que la ambición desmedida ha convertido a este maravilloso planeta, al que no aprendo a conocer si no me informo acerca de él. Es sabido que no se ama lo que se desconoce. Cada operación con las que tientan a las jovencitas para parecer más lindas, con el cuento de que van a pasar a ser divas, pone en riesgo su vida y las consecuencias postoperatorias son imprevisibles. Se es hermoso, perfecto, no con un montón de cirugías encima, sino con un pensamiento claro, con una imaginación activando toda la personalidad del individuo. Conociendo a su mundo y a la gente que lo conforma, donde la gran mayoría lucha por mejorarlo. Muy por el contrario, el que desconoce el pensamiento humano lleno de espiritualidad de los grandes maestros y guías, no comprende jamás al mundo donde le tocó nacer. Puede encender la computadora y buscar datos que le preguntan los profesores para completar sus tareas, puede ver las imágenes de los programas culturales televisivos o ir al cine y ver tal o cual película hecha con el libro tal de tal autor. Pero no es lo mismo. El libro es una caja mágica que tiene todas las respuestas, según cuál de ellas se formule. En un libro o en una revista, encuentro cosas que puedo atesorar, ver una y otra vez para mejor entenderlas. Y darles mi propio sentido. Con lo cual crezco por dentro.

No es fácil meter basura dentro de un cerebro liberado, que piensa por sí mismo y sabe elegir qué quiere y qué no de la vida. Nadie quiere decir con esto que por leer, la vida se vuelve color de rosa y todo es hermoso y perfecto, ni mucho menos. Pero sí que se aprende a pensar, con lo cual se es una persona libre.

Aprender a pensar no es solamente estudiar las materias del colegio o de la facultad. Eso ayuda, pero no es suficiente, ya que son temas acotados, que no acrecientan la imaginación a menos que se les preste la debida atención y sigamos indagando dentro del tema que más nos interese. Es cierto que si estudiamos matemáticas es aburrido, pero las matemáticas rigen toda la creación sin que nada escape a su influencia. Si leemos sobre las matemáticas, además de aprender las fórmulas para resolver los problemas que los maestros presentan, nos encontramos que estamos perdiendo de conocer el universo más fascinante al que podemos tener acceso. Y que existe desde el nanomundo de nuestras propias células, hasta la estrella más lejana, un parentesco y parecido que sólo leyendo con todos nuestros sentidos podemos llegar a conocer.

Cuando estudiamos geografía… ¡qué opio todos esos nombres impronunciables! pero si vemos que es una forma de hacer crecer nuestras alas y saber qué hay más allá de la última casa de nuestro barrio y más allá de las montañas que rodean nuestra ciudad y más allá de… encontramos que nuestro mundo es una nave espacial viajando por el universo y que somos eternautas ignorando nuestra propia condición de viajeros en un viaje fantástico que puede terminar en cualquier esquina, si no sabemos cómo pertrecharnos para abordarlo y tener un buen viaje y un gran final del mismo, lleno de recuerdos para compartir con quienes nos sucederán en el mundo.

La historia… tantos nombres, fechas y lugares que parece imposible poder aprenderlos algún día. Y, sin embargo, esos nombres, esas fechas, esos lugares, en algún momento fueron un futuro incierto para aquellos a los que les tocó vivir esa etapa de la vida y hoy para nosotros sólo son nombres vacíos. ¿Nombres vacíos? Cada uno de esos lugares, de esos nombres, de esas fechas se unen como una gigantesca cadena y forman las bases donde se asienta el futuro de hoy. Nada está separado de nada. Todo forma un gran todo, del que nadie está al margen. Ni aún después de muerto, porque sus obras quedarán cuando se haya ido. Para bien o para mal.

Podríamos seguir nombrando una a una todas las materias de estudio obligatorio, y veríamos que cada una de ellas es fundamental en nuestras vidas. Fundamental. Pero no una funda mental como la que nos colocan cuando pasamos las horas viendo estúpidos programas o haciendo cosas que no hacen más que atontarnos y nos muestran nada más que el camino equivocado, el que nos conduce al abismo. Pero sucede que estas materias vendrían a ser como el aviso publicitario de una agencia de viajes. Y los libros, el viaje en sí mismos, desplegando ante nosotros toda la magia de nuestros sentidos, que jamás se despliegan tanto como cuando nos hundimos en sus páginas.

Bueno… toda esta charla está bien, pero ¿para qué leemos?

Entre el ser humano, ser pensante, y los animales – de quienes no puedo decir si piensan o no, ya que los amo y constantemente me sorprenden con sus reacciones – existen muy pocas diferencias fisiológicas. Y hasta físicas, si observamos un poquito: ¿quién no tiene un amigo o amiga, o pariente con “cara de mono”, o “cuerpo de vinchuca”, o “cara de caballo”, o de pájaro, o de hormiga o que camina como gallina, como rata, como cucaracha…?

Bromas aparte, estamos más ligados al resto de los animales de lo que a nuestra vanidad le gusta admitir. Pero existe una línea de evolución que no ha sido jamás siquiera alcanzada por ningún otro integrante de la escala zoológica, y es la línea maravillosa de la imaginación, de la creatividad.

Sólo el ser humano puede imaginar situaciones, darles vida y forjar mundos donde todo es posible y transmitírselo a sus semejantes, a los de su generación y a los de las que vendrán. Sólo él puede saber cómo quiere vivir y luchar para conseguirlo. Pero a esto solo se llega tras un entrenamiento mental para activar las neuronas. El chico que miente no es delincuente, es un chico que está dando forma a su fantasía y transmitiéndosela a los demás. Pienso que si en lugar de castigarlo por sus mentiras se le enseña a canalizarlas creando historias escritas, leyendo a otros “mentirosos” como él, que le dan imágenes verbales a las que debe poner forma mentalmente, dar un rostro a los héroes, heroínas y antihéroes de las historias que lee, entrena su cerebro a pensar. Muy distinto es leer un libro, donde tengo que imaginar los paisajes, los protagonistas, sumida en el silencio de un sitio sereno donde disfrutarlo, a sentarme a ver una sucesión de imágenes ruidosas, con sonidos apropiados para producir en mí reacciones de miedo, placer, angustia, risa, de acuerdo a cómo venga la trama. Al leer un libro, mis ojos recorren la página y se me activan todos los mecanismos internos que me ayudan a entender lo que leo. Es como soñar despierta, teniendo en las manos la facultad de empezar y terminar el sueño cuando quiero. Y esto es un ejercicio muy grande para el cerebro. Puedo darle las imágenes que se me antojan: terror, alegría, amor, dulzura, religión…

¿De qué vale un cuerpo trabajado si cuando ese cuerpo abre la boca, muestra que no lleva nada en su interior? Sea de una bella muchacha, camino a ser – mucho más rápido de lo que pueda imaginar – una mujer mayor, madre de familia, abuela… o de un muchacho, cuyo destino final es caminar hacia la vejez, como el de todos los seres del universo, que será llevado de acá para allá por los vientos de la vida, si jamás aprendió a pensar por sí mismo y será pasto fácil para todos los abusadores que dan vueltas por el mundo.

Subir en la escala zoológica sólo se logra con la imaginación. Se necesita imaginación para superar mil y una situaciones que se producen en la vida diaria y a la que sólo un cerebro bien entrenado puede llegar a dominar. La imaginación es creatividad, inteligencia, poder. Y el gimnasio para entrenar el cerebro se encuentra en la punta de tus dedos, cuando das vueltas a las páginas del libro que estás leyendo. Con esa luz de inteligencia que brota de adentro tuyo a medida que vas entendiendo qué eres y qué es lo que te rodea y que te embellece tanto como ningún cirujano lo puede lograr, que te da un aplomo y una seguridad dignas de un ser superior.

Esa luz que te guía y guía a los que te rodean, que hace que te superes de continuo, que no te abandones ni resignes a ser uno más de los que deambulan por los rincones, sino que ocupes el centro mismo de la escena, sólo la consigues con el conocimiento. Por tus conocimientos, que te ayudan en lo intelectual tanto como en lo espiritual. Tu fuerza, la que te lleva a conquistar una tras una todas las metas que has soñado para tu futuro, para tu vida adulta.

Para qué leemos? para lo más simple: para aprender a manejar una a una las herramientas y armas con las que la vida te ha lanzado en este mundo y saber que nadie te las puede quitar si no lo permites.

Imaginación es creatividad y creatividad es creación, y crear es poder.

Y el poder está en las páginas de un libro. Muy cerca de tus dedos, muy adentro de tus neuronas, a las que no debes dejar jamás que nadie te las arrebate, porque son genéticamente tuyas.

Visitas: 56

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de LetrasKiltras para añadir comentarios!

Participar en LetrasKiltras

Comentario por TERESA DELVALLE DRUBE LAUMANN el abril 26, 2012 a las 8:53pm

Generalmente, cuando asisto a los encuentros literarios, voy como panelista, y mis ensayos los realizo con el tema de debate en ese encuentro o con el tipo de público que se me asigne.  En este caso no había un tema general a tratar, pero a pedido de la entonces Directora del Ente Cultural de Pensamiento Crítico, la arquitecta y licenciada María Blanca Nury, me asignó las horas de entrevistas con chicos estudiantes de distintos niveles y colegios, los que se mostraron muy interesados en lo que les expresé.   Ahora, que lo pongan en práctica, depende con mucho de la vigilancia paternal a la que estén sujetos, o a su propio gusto.  Y te digo esto porque cuando chica, me levantaban en vilo y me sacaban de la casa para que fuera a jugar un rato,  y me quitaban los libros y revistas, además de poner llave  a la biblioteca de mi padre por consejo de las maestras, que ya no sabían qué hacer con este diablillo que las contradecía si se equivocaban, y les hacía preguntas muy por encima de su nivel, confundiéndolas.  Entonces, en vez de tratar de prepararse, era más fácil quejarse a mis padres y pedirles que no me dejaran que fuera más allá de lo que era mi tarea de estudios, y que me controlaran lo que leía.  Y ninguno de mis hermanos fue así.  Depende también en gran medida de cómo vienen acomodados los genes o, como prefiero decir, cómo fue perforada la tarjeta que nos tocó en gracia, ya que si el chico es reacio a leer o a instruirse, ni palos ni caricias lograrán que lo haga, a menos que se le destruya el carácter.

El problema se agrava y patentiza cuando hay un caldo de cultivo que le es propicio para aumentar su indolencia, como sucede en nuestras sociedades a nivel - casi diría - internacional.

Gracias por tu compañía, mi querido.

Besotes

Comentario por TERESA DELVALLE DRUBE LAUMANN el abril 26, 2012 a las 8:39pm

Mi querida Myriam Tocaya: ¡no sabía nada de tu dolencia!  Que Dios te dé fuerzas, amiga querida.   Rezaré por vos.  Me dejaste doliendo el alma.  Gracias por tu compañía, tan dulce y agradable.

Besotes

Comentario por TERESA DELVALLE DRUBE LAUMANN el abril 26, 2012 a las 8:37pm

Muchísimas gracias, Marquesita.  Y sí, así es exactamente.  No es igual leer a ver la película o lo que se haga de la obra, que generalmente bajo el lemita de "versión libre", la reducen a pomada, y no le encontrás nada que ver entre la obra y el mamarracho lleno de efectos especiales que te dan a tragar.

Gracias por estar, mi querida amiga.

Besotes

Comentario por TERESA DELVALLE DRUBE LAUMANN el abril 26, 2012 a las 8:34pm

Gracias, mi querido Ignacio, hermano de mi alma.  Espero que lo hagas: se nota, por tu falta de genialidad (jajajajjajajja) que no lees lo suficiente.

Besotes

Comentario por TERESA DELVALLE DRUBE LAUMANN el abril 26, 2012 a las 8:33pm

Así es, Aleja querida.  Sólo el que ama leer, conoce todo lo que brinda la lectura. Gracias por estar, mi alma.

Besotes

Comentario por Manuel el abril 25, 2012 a las 2:36pm

Como bien han dicho más abajo, este trabajo es un auténtico ensayo. Todas las preguntas que se hacen en él, así como las respuestas, están subyugadas o ligadas al cambio. Sí, el cambio de nuestra vida que de una manera tan rápida y casi inconsciente se está produciendo. Debo decirte que cada día veo más analfabetismo en la gente, incluso aunque hayan estudiado. Pero ese es otro tema que bien merece otro ensayo de los tuyos.

Excelente trabajo,Teresa. Felicidades.

Comentario por MIRYAM TERESA. el abril 24, 2012 a las 4:39pm

TERESA.  MAGNIFICO ENSAYO Y PRECIOSA FOTOGRAFIA. AHORA QUE DEBO PERMANECER TANTO TIEMPO

EN CASA POR  LAS ENFERMEDADES CRONICAS E INCAPACITANTES. LA LECTURA ES UNA EXCEPCIONAL

COMPAÑERA. LEYENDO TE LIBERAS DE LA RUTINA DIARIA Y AMPLIA TU ENTORNO. VIAJAS EN EL TIEMPO Y

EL ESPACIO CONOCIENDO OTRAS CULTURAS. PERSONAS. LUGARES Y SITUACIONES. PUEDES EVADIRTE

CONSTRUCTIVAMENTE POR MOMENTOS DE UNA REALIDAD QUE NO ES GRATIFICANTE. ENGRANDECEMOS

PUNTOS DE VISTA. AMPLIAMOS CONOCIMIENTOS. JUGAMOS CON LA IMAGINACION AL CONVERTIRNOS A

VECES EN EL PROTAGONISTA DE LO QUE LEEMOS Y TENER AVENTURAS INSOSPECHADAS... EN FIN LEEMOS

PARA NUTRIR NUESTRA MENTE. ALMA Y ESPIRITU Y TENER UN PUNTO DE APOYO PARA CAMBIAR A BIEN A

NOSOTROS PRIMERO. NUESTRO ENTORNO Y ADQUIRIR UN POQUITIN DE SABIDURIA.

AMIGA GRACIAS POR COMPARTIR. MI CALIDO SALUDO.   MT.

Comentario por Marquesa Luna el abril 24, 2012 a las 9:35am

Leer nos da sapiencia, nos abre la mente, y con cada libro emprendemos vuelo a otros mundos, a otras vidas...

Un escrito estupendo y muy acertado, Teresa.  He rescatado este párrafo que me ha encantado: "Y los libros, el viaje en sí mismos, desplegando ante nosotros toda la magia de nuestros sentidos, que jamás se despliegan tanto como cuando nos hundimos en sus páginas".

Un abrazo.

Comentario por TERESA DELVALLE DRUBE LAUMANN el abril 24, 2012 a las 12:20am

¡GRACIAS, QUERIDA ISABELLE, POR TU HERMOSA COMPAÑÍA, AMIGA MÍA!

BESOTES

Comentario por Isabelle de Aznavour el abril 23, 2012 a las 11:28pm

Si no aprendo a pensar por mí misma, no tengo cómo escapar de la trampa mortal a la que la ambición desmedida ha convertido a este maravilloso planeta, al que no aprendo a conocer si no me informo acerca de él. 

Imaginación es creatividad y creatividad es creación, y crear es poder.

Y el poder está en las páginas de un libro. Muy cerca de tus dedos, muy adentro de tus neuronas, a las que no debes dejar jamás que nadie te las arrebate, porque son genéticamente tuyas.

Sobre

Nat creó esta red social en Ning.

SOBRE LK

FUNDADORES DE LETRASKILTRAS

Fernando Omar Vecchiarelli

(Argentina)

Marquesa Luna

(España)

Bienvenido a LetrasKiltras

Esta red social está destinada a generar un punto de encuentro, de intercambio de ideas y experiencias en torno a la letra y la creación en todos sus ámbitos. LLeva implícita en su nacimiento un profundo respeto hacia sus integrantes y sus expresiones. Basados en mutuo respeto y con alturas de miras se abren las puertas de esta comunidad.

LetrasKiltras, no se hace responsable del contenido expresado por los miembros asociados pues corresponden a responsabilidad individual de quienes las emiten.

Que vuestra estadía sea grata y fructífera, gracias infinitas por integrarse en torno a la letra y la acción creadora.

 

Grupos

Foro

¿Cómo escribir un poema de amor? 34 contestaciones 

Iniciada por Nat en Avenidas Las Letras. Última respuesta de Romy Riq 13 Oct.

¿Cómo hacer una buena crítica literaria? 69 contestaciones 

Iniciada por Nat en Avenidas Las Letras. Última respuesta de Rafael Enrique Plata Casas 16 Jun.

¿Es poesía toda la poesía? 44 contestaciones 

Iniciada por Nat en Avenidas Las Letras. Última respuesta de Alejandra Salazar Fernández 11 Jun.

Distintivo

Cargando…

© 2014   Creado por Nat.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio